Presbicia

Especialistas en la eliminación de presbicia.

¿QUÉ ES LA PRESBICIA?

La Presbicia o vista cansada es la dificultad para ver de cerca. Se produce por el paso de los años y la incapacidad del ojo para ejercer el enfoque de los objetos cercanos.

Cuando el ojo es joven, su cristalino es suave y flexible. Pudiendo, así, cambiar su forma fácilmente. Nos permite enfocar objetos cercanos y lejanos. Sin embargo, entre los 40 y los 50 años, el cristalino comienza a volverse más rígido. La lente del ojo no puede cambiar de forma tan fácilmente como antes y actividades como la lectura, ver el móvil o cualquier objeto a corta distancia son más difíciles.

Las dificultades en la visión que causa la vista cansada o presbicia acaban afectando al 100% de la población y  no se puede prevenir. Esta pérdida de capacidad de enfoque de cerca va progresando con los años, estabilizándose más allá de los 60 años.

En la actualidad, existe tratamiento quirúrgico muy seguro y eficaz para corregir este problema. En Realvisión utilizamos dos técnicas para la presbicia. Mediante la implantación de lentes intraoculares multifocales, o mediante un tratamiento láser. Ambas opciones tienen como finalidad eliminar la necesidad de que el paciente utilice gafas o lentillas.

Qué es la presbicia - Soluciones contra la presbicia - Real Visión

Tratamientos de Presbicia

Máxima personalización para obtener

la mejor visión

¿EN QUÉ CONSISTE LA CIRUGÍA DE PRESBICIA O VISTA CANSADA MEDIANTE LA IMPLANTACIÓN DE LENTE INTRAOCULAR MULTIFOCAL?

La cirugía con lente intraocular multifocal es una técnica quirúrgica que consiste en extraer el cristalino del paciente y sustituirlo por una lente artificial.

Los últimos avances en este tipo de lentes permiten disponer de lentes con tres planos de enfoque: lejano, media distancia y distancia próxima. Por lo que tras la operación el paciente recupera la visión de forma completa.

Las intervenciones son muy sencillas. Se realizan bajo anestesia local en tan solo 15 minutos por ojo. En una primera fase de la cirugía, se fragmenta el cristalino mediante ultrasonidos y se absorbe su contenido. A continuación, se introduce la lente, de material totalmente biocompatible, a través de una incisión mínima. Una vez se han insertado, se despliega, acoplándose perfectamente.

La pequeñísima incisión que hay que realizar elimina la necesidad de los puntos de sutura. Son intervenciones totalmente indoloras, durante las cuales, los sistemas de sujeción del ojo pueden producir una ligera sensación de presión. Las molestias postoperatorias (picor, escozor, sensación de arenilla), que aparecerán una vez la anestesia haya dejado de hacer efecto, habrán desaparecido totalmente al día siguiente de la cirugía. La recuperación visual es muy rápida, pudiendo volver a tu vida normal aproximadamente a las 48 h después de la intervención.

¿EN QUÉ CONSISTE LA CIRUGÍA DE PRESBICIA O VISTA CANSADA MEDIANTE LÁSER?

Esta intervención es muy parecida a la realizada para corregir por ejemplo la miopía. Mediante el tratamiento de presbicia con láser mejoramos la visión cercana y la intermedia.

Siempre que miramos un objeto, aunque lo hagamos con los dos ojos, nuestro sistema tiene un ojo que es el dominante y otro que es el acompañante, aprovechando esta habilidad del cerebro, nos permite diseñar cirugías para corregir un ojo de lejos y otro de cerca y el cerebro se ocupa de fusionarlo todo y conseguir un visión progresiva combinada. Gracias al láser excimer, corregimos las dioptrías adecuadas para cada ojo y así el cerebro al unir las imágenes de ambos ojos hace que tengamos una visión útil para todas las distancias.

Son intervenciones muy sencillas, de una duración aproximada de 10-15 minutos los dos ojo, que se realizan bajo anestesia tópica (COLIRIO) y con una recuperación visual muy rápida. La técnica lasik está indicada para miopías bajas y medias, hipermetropías bajas y astigmatismos bajos y medios.

Las intervenciones constan de 2 fases. En una primera fase se realiza un corte de la capa más externa de la córnea (FLAP), mediante un microqueratomo quirúrgico. En la segunda fase, tras levantar el FLAP, se aplica el láser EXCIMER sobre el tejido subyacente, retallando la córnea y aportándole la curvatura necesaria para compensar el defecto de refracción. Finalmente, se recoloca el FLAP, que cicatriza solo sin necesidad de puntos de sutura.

Son cirugías indoloras, aunque durante las mismas se nota una ligera sensación de presión, como consecuencia de los instrumentos de sujeción del ojo.

Una vez ha pasado el efecto de la anestesia, se puede tener sensación de arenilla y escozor que desaparecerá totalmente al día siguiente de la cirugía.

Contacto

Infórmate sobre la técnica que mejor se adapta ti.

Contáctanos para una primera cita y nuestros médicos especialistas te informarán sin compromiso.

Solicitar Información

He leído y acepto el Aviso legal y la Política de privacidad

Para mejorar la experiencia de navegación, utilizamos cookies, como la mayoría de webs. Si continuas navegando entendemos que estás de acuerdo con nuestra política de cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close