Queratoconos

¿Qué es un Queratocono?

El queratocono es una deformación de la córnea relativamente frecuente. Dicha deformación corneal progresiva en forma de cono origina un elevado astigmatismo irregular que va debilitando y alterando la visión del paciente. Habitualmente cuanto más joven es el paciente y más precoz es el inicio de la enfermedad, más rápida es la progresión. Siempre se presenta de manera bilateral y asimétrica (con mayor afectación en un ojo que en otro).

queratoconos

¿Cómo se detecta un queratocono?

La forma más sencilla es mediante una topografía corneal, una prueba indolora que en pocos minutos permitirá a su oftalmólogo identificar el problema. Otras pruebas de utilidad son la aberrometría corneal, el OCT o el Pentacam. Es recomendable la realización de topografías corneales a partir de los 10 a 14 años en niños con antecedentes familiares directos con queratocono para una posible detección o control.

 

¿Cómo se trata el queratocono?

El queratocono no tiene cura pero se pueden mejorar los síntomas en su etapa inicial con gafas y sobre todo con lentes de contacto especiales. Si estas dos medidas no le ayudan, la cirugía es el único tratamiento eficaz.
Los tratamientos quiurúrgicos más eficaces son:

Segmentos Intracorneales: 

Conocidos como anillos intracorneales, son una o dos piezas semi-circulares de un material sintético llamado PMMA que, introducidos en el interior de la córnea enferma, disminuyen su curvatura logrando una cornea más regular.

En consecuencia, disminuye el astigmatismo, la miopía, mejora la visión y lo que es más importante ayudan a frenar o detener la evolución del cono.

Hay distintos tipos y nombres comerciales de segmentos. Los más conocidos son: Intacs, Segmentos de Ferrara y Anillos Keraring. Hay otros tipos de segmentos pero la experiencia clínica con ellos es mucho menor.

La cirugía con segmentos es extremadamente sencilla en manos de un cirujano experto; además si se dispone de la tecnología láser de femtosegundo (Intralase®) la cirugía se hace aun más sencilla, indolora y la recuperación post operatoria más rápida. Se realiza con unas gotas de anestesia y en un tiempo medio de 10 a 15 minutos de forma ambulatoria. Se puede operar todo paciente con queratocono que no tenga opacidades o cicatrices centrales en la córnea.

Los resultados son mejores en los estadíos tempranos de la enfermedad, es decir que cuanto antes se opere mejor. Es fundamental llevar un control de la evolución del queratocono para que así, usted y su oftalmólogo pueden decidir cuando va a necesitar realmente el tratamiento quirúrgico; aunque puede ser que usted nunca necesite un tratamiento quirúrgico si el cono no avanza y está cómodo con sus gafas y/o lentes de contacto.

Cross-Linking del Colágeno Corneal:

El tratamiento consiste en instilar unas gotas de una vitamina llamada Riboflavina o Vitamina B2 en la córnea y posteriormente aplicar sobre la misma durante 30 minutos una luz ultravioleta. Esta combinación produce una reacción fotoquímica que aumenta la resistencia y rigidez de la cornea.

En muchos casos el queratocono disminuye y mejora la visión con la finalidad de frenar o detener la progresión de la enfermedad. Son especialmente buenos los resultados en ectasias post-lasik y en queratoconos incipientes en los que el paciente todavía tiene una buena calidad de visión. Además, se pueden hacer tratamientos combinados aplicando Cross-Linking en córneas ya operadas con segmentos intracorneales o trasplantadas.

Transplante de Córnea (queratoplastia):

Desde hace muchos años la Queratoplastia fue considerada la única forma de tratamiento quirúrgico del queratocono. Sin embargo, y aunque los resultados son bastante buenos, la complejidad de la técnica, el largo post-operatorio y las posibles complicaciones incluido el rechazo han hecho que los Segmentos Intracorneales y el Cross-linking sean los tratamientos de primera elección.

La Queratoplastia consiste sustituir la córnea enferma del paciente por una cornea sana de un donante. Dependiendo de la parte de la córnea que esté afectada se realizan distintos tipos de trasplantes:

  • Lamelares, cuando la parte afectada es la más superficial de la córnea.
  • Endoteliales, cuando la parte afectada es el endotelio, o parte más profunda de la córnea.
  • Penetrantes o de la totalidad de la córnea, cuando están afectadas todas las capas.

Especialistas altamente capacitados

y las últimas tecnologías para el tratamiento ocular

Para mejorar la experiencia de navegación, utilizamos cookies, como la mayoría de webs. Si continuas navegando entendemos que estás de acuerdo con nuestra política de cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close