Glaucoma

El GLAUCOMA es la 2ª causa de ceguera en el mundo y afecta al 2% de la población mayor de 40 años, llegando al 14% a partir de los 60.

El GLAUCOMA es una enfermedad caracterizada por una pérdida progresiva de campo visual, afectando en los estadios iniciales a la visión periférica y a la central en estadios avanzados.

Esta pérdida periférica de la visión, sumado a que suele afectar primero a un solo ojo, hace que pase desapercibida en los momentos iniciales, por lo que el diagnóstico suele realizarse cuando ya está bastante desarrollada.

Aunque todavía no se conocen bien las causas de esta enfermedad, existen factores que incrementan el riesgo de padecerla, como son:

  • Antecedentes familiares: Elevan hasta en un 16% la probabilidad de desarrollarla.
  • Edad: El riesgo de desarrollar un glaucoma aumenta con los años.
  • Sexo: Es más frecuente en los hombres.
  • Diabetes: Los pacientes diabéticos presentan mayor incidencia.
  • Hipermétropes.
  • Raza: Se ha observado mayor incidencia en la raza negra.
  • Diagnóstico.
  • El glaucoma es una patología caracterizada por una pérdida progresiva de las fibras nerviosas de la retina, que son las responsables de transmitir al cerebro la información que llega a través del ojo.
glaucoma

En la mayoría de los casos, (GLAUCOMA PRIMARIO) los daños producidos en las fibras de la retina están relacionados con un incremento de la tensión ocular (PIO). Aunque una PIO alta es el factor de mayor riesgo para desarrollar un glaucoma, existen tipos de glaucoma (GLAUCOMA DE BAJA TENSIÓN) en los que, existiendo valores normales de PIO, hay daño celular. Igualmente hay casos en los que, habiendo valores altos de PIO, no se observan daños a nivel retiniano.

El aumento de la PIO suele deberse a un problema en el drenaje de humor acuoso, que es el líquido que baña las estructuras internas del ojo.

La irreversibilidad de los daños causados en el glaucoma hace imprescindible un diagnóstico precoz.

El diagnóstico del glaucoma incluye no sólo la medida de la PIO; también es imprescindible realizar una exhaustivo estudio de los campos visuales así como del fondo de ojo. La reciente incorporación de la OCT (Tomografía de Coherencia Óptica) y del GDX ha supuesto una revolución en el diagnóstico y seguimiento de esta patología, ya que nos permite hacer valoraciones muy precisas del estado de las fibras del nervio óptico.

Tratamiento

El objetivo de los tratamientos del glaucoma es frenar la progresión de la enfermedad disminuyendo el valor de la PIO hasta valores en los que no haya riesgo de afectación celular, ya que los daños causados en el nervio óptico son irreversibles a pesar del tratamiento.

Los métodos de los que disponemos para el tratamiento de esta patología son variados y su elección dependerá del tipo de glaucoma, así como del grado del mismo:

  • Tratamiento farmacológico
  • Consiste en la instilación de gotas que actúan bien disminuyendo la producción de humor acuoso, bien favoreciendo su drenaje o bien combinando los dos efectos. Este tratamiento consigue frenar la evolución de la patología en un 93% de los casos.
  • Tratamiento láser.
  • La finalidad de estos tratamientos es facilitar el flujo de humor acuoso a la cámara anterior, zona por la que éste va a ser drenado. Con 2-3 sesiones se consigue preservar la visión de un 94,80% de pacientes.
  • Tratamiento quirúrgico.
  • Tiene como objetivo facilitar la expulsión del humor acuoso desde la cámara anterior. La tendencia actual es intervenir en estadios iniciales de la condición, ya que este tipo de tratamiento tiene éxito en el 99% de los casos, previniendo la evolución del glaucoma y, en consecuencia, la pérdida visual.

El glaucoma constituye una de las patologías oculares de mayor riesgo visual debido a la falta de síntomas que presenta hasta que ya se han causado daños irreversibles para la visión.

La reciente aparición en el mercado de sistemas diagnósticos como la OCT y el GDX han supuesto una revolución en el tratamiento de esta enfermedad, permitiéndonos detectarla antes de que cause daños a las zonas de la retina de mayor peso para la visión.

La detección precoz del glaucoma permite a nuestros oftalmólogos pautar tratamientos farmacológicos o con láser, antes de recurrir a cirugías convencionales, asegurándoles un buen pronóstico visual.

Como en todas nuestras unidades médicas, en Realvisión, podrá disponer de la tecnología más avanzada en diagnóstico y tratamientos del glaucoma.

Especialistas altamente capacitados

y las últimas tecnologías para el tratamiento ocular

Para mejorar la experiencia de navegación, utilizamos cookies, como la mayoría de webs. Si continuas navegando entendemos que estás de acuerdo con nuestra política de cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close